Todos los musulmanes

Nos quedamos muy impresionados con la respuesta del pueblo de Nueva Zelanda y su solidaridad con las víctimas de las dos mezquitas.
La primera ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern ha enfrentado esta situación tan grave con valentía sin igual y describió al asesino diciendo: terrorista.
Es la primera vez que se dice eso en un país occidental. Este individuo no está enfermo, ni es perturbado mentalmente, como siempre se dice. Es terrorista que ha planeado, conspirado y llevado a cabo su crimen terrorista.
Esta solidaridad por parte del pueblo y del Gobierno de Nueva Zelanda es un fuerte golpe a los racistas.
Agradecemos enormemente al pueblo de Nueva Zelanda y a Jacinda Ardern y estamos seguro de que les agradecen también todos los musulmanes en la tierra.