Tenedlo en consideración

Cuando la fe es de corazón un buen creyente nunca se mete en lo que afecta el honor de su hermano creyente, sus intimidades y sus cosas privadas. Fijaos en este hadiz: Ibn ‘Umar dijo: “El Mensajero de Allah (S.A.W.) subió al Minbar y alzando la voz dijo: ¡Vosotros que aceptasteis el islam con la lengua, mientras que la fe no ha llegado al corazón! No hagáis daño a los musulmanes, ni los insultéis, ni los espiéis para exponer sus intimidades. Porque, de hecho, cualquiera que intente exponer las intimidades de su hermano musulmán, Allah expone sus secretos, incluso si estuviera en lo más profundo de su casa».

Que Allah salve.