Siempre estamos conectados

Los musulmanes siempre estamos conectados con Allah. Por eso, en el Islam, existen numerosas oraciones para todo tipo de circunstancias.

A parte de las cinco oraciones obligatorias diarias, hay otras del tipo istiġfār “de pedir perdón”, también hay: “ṣalāt al-ḥāya” para situaciones de necesidad’ o: ṣalāt al-istisqā’ “petición de lluvia”. Hay oración para la preparación de los muertos para el entierro, etc…