Revisa tu relación con Allah

A veces, el ser humano dedica más tiempo a sus cosas: a acumular riquezas, a trabajar hasta las altas horas de la madrugada, … y se olvida de lo más importante, me refiero a su relación con Allah. Sabe que si uno no controla esto estará en un mal camino. Hay que aplicar la equidad. Allah dice: ¡Creyentes! Que ni vuestras riquezas ni vuestros hijos os distraigan del recuerdo de Allah. Y quien lo haga… Esos son los perdedores. (63: 9).
Quiera Dios que seamos equitativos.