Respuestas del Corán

Alguien le dijo a un sabio: Tengo enemigos que los temo, ¿qué hago? El sabio le contestó: Quien encomienda todos sus asuntos a Dios, tiene suficiente con Él. (65:3). Le volvió a decir: Pero mis enemigos traman contra mí. El sabio le dijo: las confabulaciones recayeron sobre ellos mismos. (35:43). Le dijo una vez más: ellos son muchos. El sabio le dijo: (…) en muchas ocasiones un pequeño número se impuso sobre un crecido número. (2: 249). Por eso, no tengas miedo, siempre Allah te auxiliará.