¡Qué maravilla!

Narró Abu Huraira lo siguiente: El Profeta de Allah dijo: “El primer grupo de personas que entrarán al Paraíso, brillarán como la luna llena y los que los seguirán, brillarán como la estrella más brillante del cielo. No orinarán, no defecarán, ni escupirán, ni tendrán secreciones nasales. Sus peines serán de oro y su sudor olerá a almizcle, tendrán incienso de aroma sin igual y sus esposas serán huríes. Todos ellos gozarán de altísima moral y todos se parecerán a su padre Adán (en estatura) sesenta codos.”

Quiera Dios que seamos de los moradores del Paraíso, inshallah.