Que comprendamos eso

 

El musulmán está totalmente convencido de que los contratiempos y desgracias son una purificación de los pecados; el Mensajero de Allah dijo: “Por todo contratiempo o desgracia que le acontece al musulmán, Allah le perdona faltas, incluso por clavarse una espina” (Al Bujari y Muslim).Por eso, todas las situaciones del creyente son buenas para él, aunque éstas sean adversas; el Profeta dijo: “Qué sorprendente son los asuntos del creyente, si le acontece un bien es agradecido y ello es un bien para él; y se le acontece una desgracia tiene paciencia y ello también es un bien para él” (Muslim). Quiera Dios que comprendamos esta realidad y que y confiemos el Dios.