Que Allah nos salve

Las deudas acarrean problemas severos para las personas y el hombre trata de no endeudarse porque eso da preocupación y congoja. De las deudas el profeta le pedía a Allah su auxilio divino. Según ‘Aisha (que Allah esté complacido con él), el Profeta (que las oraciones de Allah y su salvación sean con él) invocó a Allah en su oración diciendo: ¡Allah! Te pido protección contra los pecados y contra las deudas.

Alguien le dijo: ¡Mensajero de Allah! ¡A menudo le solicitas a Dios protección de las deudas!

El Profeta dijo: «Ciertamente, cuando un hombre está endeudado, habla y miente y promete, pero no cumple sus promesas».

 Que Allah nos ayude a todos.