Primera oración del día

Haced la oración del alba a tiempo. Es de gran valor y recompensa divina. Fijaos en este hadiz que según

Abu Hurairah el profeta de Allah dijo: «Los ángeles os frecuentan de noche y de día y todos se reúnen en el momento de las oraciones de Fayr y Asr. Aquellos que pasaron la noche con vosotros (o se quedaron con vosotros) ascienden (al cielo) y Allah les pregunta, aunque Él lo sabe todo, «¿En qué estado dejasteis a mis siervos?» Los ángeles responden: «Cuando los dejamos, estaban orando y cuando llegamos hasta ellos estaban orando».

 Le pedimos a Allah que nos haga de estos siervos.