Persona común

En estos momentos de dificultad y de pandemia, los ricos y poderosos no son los más fuertes del mundo, sino es buscada con mucho ahínco una persona común, muy humilde tal vez, una persona al que Allah responde su súplica y nos levante el mal que nos envuelve a todos. El Profeta dijo: «Hay algunos de los siervos de Allah a quienes, si le piden algo, Allah les da», es decir, su petición se cumple.

Que Allah acepte las súplicas de todos.