Paz, mucha paz

El Profeta Muhammad (S.A.W.) fue símbolo de paz. No se le atribuye ninguna violencia ni física ni verbal. Muhammad (S.A.W.) detestaba la violencia y llevaba a la práctica este versículo coránico: “La reconciliación es mejor” (4:128). Siempre que la paz le era posible, el Profeta alentó todas las acciones dirigidas a lograrla. Incluso en medio de la guerra, “si (los enemigos) se inclinan a la paz, inclínate tú también, y confía en Dios” (8:61).
Quiera Dios que seamos como el Profeta Muhammad (S.A.W.).