Otra facilidad para nosotros

Allah, Todopoderoso, ha facilitado todo para los musulmanes y una de estas grandes mercedes divinas es hacer de la tierra una mezquita. Cualquier musulmán puede realizar el rezo donde sea.  Fijaos en este hadiz de Yabir bin ‘Abdullah que dijo: «El Mensajero de Allah (S.A.W.) dijo: ‘La tierra ha sido hecha para mí un lugar de prosternación y un medio de purificación, así que donde sea que un hombre de mi nación se encuentre cuando llegue el momento de la oración que ore'».