Nuestro Profeta Muhammad

Si veía a un niño llorar, el Profeta Muhammad se sentaba junto a él y le consolaba.

Al escuchar a un niño llorar durante el rezo, rezaba muy deprisa. Dijo el Profeta Muhammad: Cuando comienzo la oración tengo la intención de alargarla, pero escucho llorar a un niño, entonces acorto la oración por los sentimientos de su madre.

Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) dijo: Cierta vez, el Profeta (S.A.W.) besó a su nieto Al-Hasan en presencia de Al-Aqra’ bin Habis. Al-Aqra’ comentó: «Tengo diez hijos y nunca he besado a ninguno de ellos». El Mensajero de Allah (S.A.W.) lo miró y dijo: «El que no muestra misericordia a los demás, no se le mostrará misericordia».