Nuestra habitual cita del viernes 08/11/2019

Analizaremos algunas aleya de la sura 49. En una de estas aleyas Dios, les recuerda a las personas que todos comparten un único origen, una mujer y un hombre, Adán y Eva. Por lo tanto, no se deben dividir en líneas raciales y étnicas. El propósito es el de conocernos y regocijarnos en las diferencias y similitudes que nos hacen a todos distintos pero muy parecidos.