No te rindas ante la tristeza

La vida tiene dos caras: riqueza y pobreza, prosperidad y dureza, salud y la enfermedad, penas y delicias …algo de tristeza a veces sucede y no hay que rendirse ante ello.Para que tu tristeza pase muy rápido trata de mostrarte a ti mismo tu fuerte fe en Allah y confía en Él y goza de paciencia tomando como modelo los profetas de Dios. Haz, asimismo, mucho dzikr, Dios Todopoderoso dice: «El recuerdo de Dios tranquiliza los corazones». (13:28). Perdona a los demás y acepta el perdón.Quiera Dios que no haya ningún triste en este mundo.