No es propio de todos

No todo el mundo es capaz de emitir dictamen religioso, fatwa. Son pocos quienes poseen las condiciones que les habilita a hacerlo. Dentro de éstas cabe destacar lo siguiente: que el muftí conozca bien todo sobre el Libro de Allah, conozca los hadices del Mensajero, conozca la lengua árabe y sus peculiaridades estilísticas y la poesía arábiga. Que también posea agudeza mental que le permita expresar una buena opinión. Que sea reflexivo y familiarizado con las ciencias en general. Que goce de experiencia que le ayude a entender la realidad, las condiciones de las personas y sus necesidades…

Quiera Dios que todo el mundo comprenda eso.