Nada de problemas

El musulmán no debe crear problemas a nadie, sino que al contrario, el musulmán debe dar soluciones a los problemas. En un hermoso hadiz el Profeta dijo, “Si un musulmán no es capaz de beneficiar a otros, al menos no debe hacerles daño”. Esto demuestra que para el Profeta el verdadero musulmán es la persona capaz de beneficiar a los otros.
Quiera Dios que nuestras vidas sean siempre al servicio de todo el mundo.