Moderadamente

Elevar la voz e incluso gritar es difundido hoy en día entre las personas y eso es detestable.
La voz alta no conduce a la convicción de quienes escuchan.
A la gente por naturaleza no le gusta el ruido, el bullicio, la algarabía, etc.
La voz alta es tan desagradable que Allah de ello habló en el Corán cuando Luqman aconsejaba a su hijo diciéndole: (…) Habla con voz baja, porque la más desagradable de las voces es la del burro. (31:19).
Quiera Dios que cada musulmán aplique este consejo al exhortar o al simplemente hablar con la gente.