Misericordia para la gente

 

Allah describe a Su Profeta diciendo: “ (…) Y no te hemos enviado sino como misericordia para la humanidad”. Por eso, todo musulmán debe esforzarse en ser también una misericordia para la humanidad, tomando en eso al Profeta como ejemplo a seguir.

Acordaos que el profeta perdonó a todos los habitantes de La Meca y declaró, así, una amnistía general, dijo: “no tengáis miedo, no hay venganza contra vosotros, hoy estáis todos perdonados”.

Este es el modelo que debemos imitar, si Dios quiere.