Miedo razonable

El miedo de desastres y epidemias es bueno siempre y cuando sea razonable, es decir que sea lo justo y necesario para despertar la conciencia y estimular la participación de la gente con el objetivo de acabar con esta o tal epidemia. El miedo no debe exceder los límites de la motivación para que así no conduzca a la frustración y desesperación. Estad siempre en compañía de Allah que dice en el Corán: «Aquellos que se abren a Allah y tranquilizan sus corazones por medio del recuerdo de Allah. ¿Pues acaso no es con el Recuerdo de Allah con lo que se tranquilizan los corazones?». (13:28).