La aleya del Trono

El Sagrado Corán contiene mensajes divinos a todos los seres humanos, sus aleyas son luz que ilumina la vida humana. La aleya del trono (255) que está en sura de La Vaca es una magnífica aleya. Fijaos en este hadiz:

Ubayy Ibn Ka’b dijo: El Mensajero de Allah (S.A.W.) dijo: Oh Abu ‘al-Mundzir, ¿conoces el versículo del Libro de Allah que, según tú, es el más grande? Dije: Allah y su Profeta (S.A.W.) saben más. Él dijo nuevamente: Abu’l-Mundzir, ¿conoces el versículo del Libro de Allah que, según tú, es el más grande? Dije: Alah, no hay dios sino Él, el Viviente, el Eterno. (la aleya señalada). Entonces me golpeó en el pecho, como gesto de admiración, y dijo: ¡Que el conocimiento sea agradable para ti, oh Abu’l-Mundhir!

Quiera Dios que cada uno recite frecuentemente esta bendita aleya.