Hermosa vida

La vida en el Paraíso no tiene parecido con esta vida. Los moradores del paraíso obtendrán grandiosos jardines y manantiales fluyentes. Allah les dirá: «Entrad en estos jardines seguros, en paz, sin ningún temor ni penas. Sus rostros estarán resplandecientes de alegría frente a frente, sin darse la espalda».Sobre esta verdadera vida, Allah dice: sus almas liberadas de todo rencor, son todos hermanos, reposando en almohadones, donde la fatiga no les agobiará; todo en ellas son mercedes y dichas permanentes y de las cuales jamás serán privados. (15: 46-48).Quiera Dios que seamos de los moradores del paraíso.