Hay que controlarse

La ira es un sentimiento terrible. Hace que el individuo se apresura bajo su influencia a reaccionar de un modo que no fue planeado y esta reacción varía de una persona a otra.
Expresar la ira no es ningún delito, siempre que la ira se exprese adecuadamente y no exceda los límites establecidos. Por eso, el profeta (S.A.W.) dijo: “La persona fuerte no es el buen luchador. Más bien, la persona fuerte es la que se controla a sí misma cuando está enojada”.
Que Allah nos ayude a controlarnos.