Evitad las sospechas

Nadie debería arrojar sombras de sospecha sobre su hermano musulmán si no posee alguna prueba conocida de lo que se sospecha. Allah dice: ¡Creyentes! Si os llega alguien que transgrede los límites de la ley de Dios con una noticia cualquiera, aseguraos de su veracidad, para que no dañéis a nadie- ignorando su situación- y luego os sintáis constantemente tristes por lo que hicisteis con ellos- cuando se aclare la verdad- deseando que nunca hubiera sucedido. (49:6).