Es una gracia divina

 

La seguridad constituye uno de los tres pilares para conseguir el bienestar en esta vida. Dice el profeta Muhammad –La paz y las bendiciones de Dios sean con él: “Quien amanezca seguro en su hogar, sano en su cuerpo, con sustento para ese día, es como si poseyera todos los tesoros de este mundo”.

La vida sin seguridad no es realmente vida y carece de valor; cuando se garantiza la seguridad se pueden garantizar y satisfacer las necesidades de la vida.

Quiera Allah que todo el mundo goce de seguridad y de bienestar.