Es maravilloso

Adorar a Allah estando completamente solo es una obra maestra que agrada al Hacedor de los Mundos. Fijaos en este hadiz que dice lo siguiente: Uqbah ibn Amir (que Allah esté complacido con él) dijo: Escuché al mensajero de Allah (S.A.W.) decir: “Tu Señor se deleita con un pastor que, en la cima de un risco de una montaña, llama a la oración y reza. Entonces Allah (glorificado y exaltado sea) dice: Mirad a este siervo mío, llama a la oración y realiza la oración; Él lo hace por y para mí. He perdonado a mi siervo [sus pecados] y lo he admitido en el paraíso”.

Quiera Dios que seamos como este pastor de ovejas.