Es la herencia del profeta

Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) pasó por el mercado de Medina, se detuvo allí y dijo: “¡Gente del mercado! ¡Qué incapaces sois! «.

Dijeron: ¿Por qué Abu Hurairah?

Él respondió: “La herencia del Profeta está siendo repartida y vosotros estáis aquí. ¿No vais a ir allí para buscar vuestra parte? «.

Dijeron: ¿Dónde está pasando eso?

Él respondió: «En la mezquita».

Así que se apresuraron a marcharse y Abu Hurairah los esperó hasta que regresaron y les dijo: «¿Qué pasa? «.

Dijeron: ¡Abu Hurairah! Fuimos a la mezquita y entramos, pero no vimos nada.

Abu Hurairah les dijo: “¿No visteis a nadie en la mezquita? «.

Dijeron: Sí, vimos a gente que rezaba, gente que leía el Corán y gente que recordaba lo halal y haram.

Abu Hurairah les dijo: “¡Ay de vosotros! Esta es la herencia del Profeta (S.A.W.) «.

Quiera Dios que nos demos cuenta de lo que ha dejado el profeta.