Es innato cometer errores

A veces los cometemos con nuestros hermanos, con nuestras esposas, con nuestros esposos, con nuestros hijos, vecinos, etc,. Al hacerlo hay que pedir perdón. Eso no es símbolo de debilidad, es, por el contrario, algo grandioso. Necesitamos aplicar las bases de nuestra religión en nuestra vida. El Corán nos relata cómo nuestros padres originarios dijeron: “¡Señor nuestro! Hemos sido injustos con nosotros mismos, si no nos perdonas y nos tienes misericordia nos contaremos entre los perdedores.” (7:23).
Que Allah perdone nuestras faltas y errores.