Es cosa fácil

Estar en permanente contacto con Allah te da fortaleza, apoyo, ánimo y más que todo eso Allah te expía los pecados. Repetir una “simple” frase te lo garantiza. Fíjate en este hadiz del profeta:»Quien diga, ‘Subhan Allah wa bihamdihi’, cien veces al día, serán perdonados todos sus pecados, incluso si fueran tanto como la espuma del mar”.