Entre el bien y el mal

El hombre es un ser muy especial que oscila entre el bien y el mal. A veces hace el bien y otras veces lo contrario. En un momento dado el hombre es hermoso. Tiene amistades, amigo del arte, lleno de sabiduría, es destacado en su profesión, ama a sus hijos, respeta a sus padres… En otro momento, el mal se apodera de él: comete pecados, causa daño al mundo, no se apiada de los pobres…

Poseemos, pues, la semilla del bien y la del mal. Allah dice: ¡Por el alma y Quien le ha dado forma armoniosa, instruyéndole sobre su propensión al pecado y su temor de Dios! ¡Bienaventurado quien la purifique ¡Decepcionado, empero, quien la corrompa! (91:7-10).

Quiera Dios que seamos de los que hacen el bien siempre.