En una grave enfermedad

Hay una enfermedad grave que se ha extendido entre la gente, que muchas personas subestiman y consideran insignificante y en el fondo no es así. Me refiero a la calumnia. El asunto es grave y sobre el caso Allah dice:

(…) no digas “oí tal cosa” sin haberla oído, ni “supe tal cosa” sin haberla sabido. Por cierto que de la gracia del oído, de la vista, de la mente y del corazón serás responsable ante Dios el Día de la Resurrección por la manera en que los utilices. (17:36).

Quiera Dios que nos sanemos de esta grave enfermedad.