Duele mucho

Reflexiones: Sami El Mushtawi

Reflexiones: Sami El Mushtawi

Realmente me duele ver hambre en países como Somalia, Birmania, Bangladesh, Yemen y otros… los musulmanes, allí, se ven desnutridos, un montón de huesos vivos, por culpa del hambre y la pobreza. Personas sin hogar y desplazadas de Irak, Siria, Afganistán y millones de palestinos.
El hambre es una gran tragedia humana que sólo la sienten los pobres y hambrientos. Esta tragedia tiene que ser erradicada y es urgente que haya honesta cooperación para eliminarla o al menos mitigar el hambre en el mundo.
El musulmán tiene responsabilidad social que el Profeta Muhammad infundió en los musulmanes cuando le dijo a Abû Dzarr: «¡Abû Dzarr! Si cocinas alguna comida, hazla con mucho caldo, y compártela con tu vecino». (Transmitido por Muslim). En otra versión dijo: «Si cocinas algún caldo, agrégale más agua, piensa en las familias que viven en tu barrio y envíales algo». (Transmitido por Muslim). También dijo: «No cree en mí quien come hasta saciarse mientras su vecino tiene hambre, siempre que sepa de ello».
La conciencia del musulmán le impide ignorar la pobreza de sus vecinos y las dificultades que puedan atravesar mientras él vive con facilidad y plenitud. Quiera Dios que no hay más hambre en el mundo.