Dejad vuestras huellas

La persona que induce hacia un bien tiene la misma recompensa que el musulmán que lo hace. Por eso, haced obras buenas en este mundo y los frutos de las mismas os llegarán. Sabe que mientras las personas se beneficien con tu obra, seguirás recibiendo recompensas. El profeta (La paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:«Si una persona muere cesan sus obras excepto tres: una obra de caridad vigente, un conocimiento del cual se benefician los demás o de un buen hijo que pide por él». Muslim.