Cuidado con tu lengua

El creyente sincero es el que vive en constante vigilancia de su lengua. Muchos se arrepienten de sus palabras cuando ya es tarde.  Luqman le dijo a su hijo: (Oh hijo mío si la gente se enorgullece por hablar, que tú estés orgulloso de tu buen silencio). Por eso, el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Que Allah tenga misericordia de una persona que dice lo bueno, y de esta manera, ganará recompensa divina, o que esté en silencio y de esta manera se salvará”.