Cuando de medio-ambiente se trata

El musulmán trata bien a los seres humanos, los animales, las plantas e incluso los seres inanimados. El musulmán es muy cuidadoso en todo. No contamina ni ensucia la tierra, el agua, el aire, …
El Islam nos habla de la importancia que debemos dar a la tierra y al cultivo. El Mensajero de Allah (S.A.W) dijo a este respecto: “Si llegase la Hora y alguien tuviese un corte de palma en la mano, debería plantarlo si tuviera la ocasión de hacerlo antes de la llegada del Día Final”.