Convicción innata

El musulmán posee convicción innata en el decreto divino, en el destino, … Sabe que todo está en manos de Dios, Todopoderoso y que nada en la vida se encuentra fuera de su control. Por eso, libérate de las preocupaciones puesto que Allah te ha traído al mundo y se ocupa de ti. Haz las cosas lo humanamente posible, agota los medios mundanos que estén a tu alcance y después de eso, ponte en manos de Allah quien dice: (…)  si te has decidido por algo después de la consulta, ejecútalo encomendándote a Él, pues Dios quiere a los que se encomiendan a Él. (…) ¡Que los creyentes pongan su confianza en Dios!»(3: 159:160).