Con amabilidad y respeto

El Islam enseña a los musulmanes a tratar a las personas con amabilidad. Allah dijo:

“(…) tratad a vuestros padres con benevolencia y sin fallas. Asimismo, tratad con benevolencia a vuestros allegados, a los huérfanos, a los menesterosos por ser pobres o víctimas de las catástrofes, al vecino cercano y al vecino no pariente, al compañero de trabajo o el de la ruta, o al que te visita, al viajero necesitado y a vuestros siervos, porque Dios no estima a los presuntuosos ni a los soberbios, aquellos que carecen de misericordia y que aman ser halagados. (4:36).

Quiera Dios que apliquemos estas bellas aleyas y así mostrarle a todo el mundo lo hermoso que es el islam.