Con ahínco y entusiasmo

El musulmán aplica normas proféticas en su vida para estar siempre con ánimo, ganas y totalmente alejado de la pereza.
Fijaos en este hermoso hadiz que expone de manera muy clara una de estas orientaciones proféticas.
Abu Hurairah dijo: El Mensajero de Allah (S.A.W.) dijo: ‘Cuando alguno de vosotros se duerme, el Shaitan, Satanás, le ata tres nudos en la cabeza, diciendo al atar cada nudo lo siguiente: “(Duerme) tendrás una larga noche”. Si se despierta y recuerda a Allah se deshace un nudo. Si el hombre realiza el wudu, la ablución, se deshace otro nudo. Si la persona reza, se deshacen todos los nudos y comienza su día de buen ánimo y con mucha energía. De lo contrario, comienza su día de mal humor y sintiéndose aburrido “.