Benevolencia sin igual

 

La benevolencia de Allah es muy grandiosa. Por eso, no hay que desesperase. Sabed que Allah perdona por el hecho de tener miedo de su castigo. Esto se aprecia en este hadiz qudsí que según Abu Huraira el Profeta contó lo siguiente:

Un hombre se había entregado al pecado, de modo que cuando se acercó su muerte ordenó a sus hijos diciéndoles: Cuando muera, pueden incinerarme, pulverizarme y dispersarme con los vientos sobre el mar. Juro por Allah, si Allah me juzgará, me castigará de una manera que no ha castigado a nadie. Así que los hijos accedieron a la petición del padre e hicieron lo que quería.  Cuando se presentó ante su Señor, Allah le dijo: ¿Por qué les ordenaste a hacer eso? El hombre dijo: Por temor de ti, Señor. Allah le perdonó al hombre, por eso.