Ahí está la solución

Sulaiman bin Surad (que Allah esté complacido con él) dijo: Estaba sentado con el Profeta (S.A.W.) cuando dos hombres comenzaron a pelear y maldecirse y el rostro de uno de ellos se puso rojo y las venas de su cuello estaban hinchadas (por la ira). El Mensajero de Allah (S.A.W.) dijo: «Sé una locución, si él la pronunciara, su ira se desvanecería y es: Busco refugio en Allah de Satanás, el maldito». Entonces ellos (Compañeros) le dijeron: «El Profeta (S.A.W.) te dice que pronuncies: «Busco refugio en Allah de Satanás, el maldito «.

Que Allah nos proteja del maldito Satanás.